BUSCAR EN EL BLOG:




   EMERGENCIAS


   Intoxicación por Monóxido de Carbono

   Enfermedad por descompresión

   URGENCIAS


   Isquemia Periférica Traumática Aguda

   Sindrome Compartimental Posterior a colocación de protesis de rodilla con uso prolongado de torniquete

   Colgajos, Injertos e Implantes en Riesgo

   Colgajo en mejilla derecha, posterior a resección de Adenocarcinoma Epidermoide

   Injerto de piel en región nasal

   Injerto en cara posterior de muslo izquierdo

   PROGRAMADAS


   Insuficiencias vasculares

   Pie Diabetico

   Lesion en hallux derecho. Wagner III

   Retardos en la Cicatrización de Heridas

   Ulcera crónica en dorso de pie, originada por veneno de raya

   Ulceras arteriales y venosas

   Vasculitis necrotizante en pierna izquierda postraumática

   Osteomielitis Refractaria

   Osteomielitis crónica de fémur derecho

   OTROS CASOS

   Accidente Cerebro Vascular Isquémico - ACV Isquémico

   Paralisis Facial

   Paralisis Facial Derecha

   Pre y Postoperatorio de Cirugía Plástica

   Epidermolisis parcial de areola derecha posterior a mamoplastia



Accidente Cerebro Vascular Isquémico - ACV Isquémico

La isquemia cerebral aguda resulta de la interrupción abrupta del flujo sanguíneo en una región del cerebro.

SINTOMATOLOGIA

Los síntomas del accidente cerebrovascular isquémico se presentan generalmente de manera abrupta y van a depender del área del cerebro que ha sido afectada pero puede pensarse en la aparición de un acv isquémico si el paciente presenta alguno de los tres síntomas principales del mismo que son: debilidad facial, debilidad en un brazo o alteraciones del habla.

CAUSAS QUE PUEDEN PRODUCIR UN ACV ISQUÉMICO

Puede producirse por la obstrucción de un vaso sanguíneo cerebral por un coágulo o una masa de grasa que impide el flujo de sangre hacia la parte del cerebro que irriga ese vaso y es llamado trombosis cerebral o puede provenir de un vaso sanguíneo de otra parte del cuerpo en cuyo caso se denomina embolismo cerebral y causa de igual manera, una obstrucción del flujo sanguíneo.

TRATAMIENTO DEL ACCIDENTE CEREBROVASCULAR ISQUÉMICO

Al presentar un ACV isquémico, el paciente es llevado a un centro médico donde recibirá tratamiento especializado de acuerdo a la sintomatología que presente.

Recibirá apoyo cardiopulmonar en caso de ser necesario, hidratación por vía endovenosa si no puede deglutir o esta inconciente y apoyo nutricional. También puede recibir oxígeno administrado por mascarilla facial. En cuanto vaya recuperando su actividad motora normal, entonces será ayudado con las mismas y si no puede movilizarse, será cambiado de posición de manera constante para evitar complicaciones como escaras.

En cuanto al tratamiento con Oxigenación Hiperbárica, se debe instaurar en las primeras 24 horas posteriores al episodio lo que producirá una mejor circulación cerebral, reducirá la lesión producida por la isquemia - reperfusion, activará las áreas en penumbra que pueden recuperar su función evitando mayor deterioro neurológico.

Estudios recientes apuntan al efecto restaurador y activador del Oxígeno Hiperbárico en las lesiones del tejido cerebral por ACV incluso en la etapa crónica de la lesión.

Las acciones del Oxigeno Hiperbárico que favorecen la recuperación del paciente que presenta ACV Isquémico incluyen:

Reduce la cantidad de tejido cerebral perdido por el efecto isquémico del acv.
Aumenta las enzimas protectoras del tejido cerebral en las áreas isquémicas como la Superoxido Dismutasa que degrada las Especies Reactivas del Oxígeno protegiendo el tejido cerebral del efecto dañino de estas últimas.
Disminuye la cantidad de tejido cerebral lesionado por el efecto de la isquemia reperfusión que se produce cuando se interrumpe la circulación y posteriormente se restaura el flujo sanguíneo. Lo hace limitando la acumulación de neutrófilos en las vénulas post-capilares y disminuyendo las enzimas que atacan el tejido cerebral y que se generan después del proceso hipóxico.
La optimización de los resultados se logra disminuyendo el tiempo entre el episodio isquémico y la instauración del tratamiento con Oxigenación Hiperbárica.

Los pacientes con ACV isquémico tratados con Oxigenación Hiperbárica con protocolo de tratamiento de 20 a 40 sesiones, cinco días a la semana, logran obtener mejores resultados clínicos que aquellos pacientes que no reciben este tipo de terapia.






2019 - Diseñada por Grupo R&F


LOG IN