BUSCAR EN EL BLOG:




   EMERGENCIAS


   Intoxicación por Monóxido de Carbono

   Enfermedad por descompresión

   URGENCIAS


   Isquemia Periférica Traumática Aguda

   Sindrome Compartimental Posterior a colocación de protesis de rodilla con uso prolongado de torniquete

   Colgajos, Injertos e Implantes en Riesgo

   Colgajo en mejilla derecha, posterior a resección de Adenocarcinoma Epidermoide

   Injerto de piel en región nasal

   Injerto en cara posterior de muslo izquierdo

   PROGRAMADAS


   Insuficiencias vasculares

   Pie Diabetico

   Lesion en hallux derecho. Wagner III

   Retardos en la Cicatrización de Heridas

   Ulcera crónica en dorso de pie, originada por veneno de raya

   Ulceras arteriales y venosas

   Vasculitis necrotizante en pierna izquierda postraumática

   Osteomielitis Refractaria

   Osteomielitis crónica de fémur derecho

   OTROS CASOS

   Accidente Cerebro Vascular Isquémico - ACV Isquémico

   Paralisis Facial

   Paralisis Facial Derecha

   Pre y Postoperatorio de Cirugía Plástica

   Epidermolisis parcial de areola derecha posterior a mamoplastia



Enfermedad por Descompresión

Es una enfermedad causada por la disminución de la presión ambiental de manera inadecuada y se debe a la acumulación de burbujas de nitrógeno en los tejidos, que siendo un gas inerte (no reactivo), al disminuir la presión sobre él, se expande a manera de burbujas que van a todos los tejidos que desemboca en un fenómeno de embolismo gaseoso multifocal ocasionando diversas sintomatologías y también diversos daños a los mismos.

Esta entidad se ha definido con otros nombres como: Enfermedad de Bend, Enfermedad de Caisson, Enfermedad del aire comprimido, Enfermedad por descompresión o Enfermedad descompresiva.

El nitrógeno constituye el 70% de los gases de la atmósfera y está presente en el aire que respiramos y en los tanques que se emplean para bucear. Al sumergirse, la presión ambiental aumenta de forma proporcional a la profundidad alcanzada, con lo que el buceador respira aire a una presión mucho mayor que en la superficie. Al aumentar la presión parcial del nitrógeno, gran cantidad de este gas tiende a penetrar en los tejidos del organismo.

La cantidad de nitrógeno disuelto depende de la profundidad y duración de la inmersión: cuanto más larga y profunda, mayor cantidad de nitrógeno absorberán los tejidos del organismo. No hay problema mientras el buzo permanezca a presión, pero al ir ascendiendo la presión disminuye y el nitrógeno tiende a abandonar los tejidos y es eliminado por los pulmones al expulsar el aire.

Si la velocidad del ascenso supera a la que el nitrógeno disuelto es capaz de abandonar los tejidos, éste formará burbujas que pasarán a la sangre o permanecerán en los tejidos produciendo una serie de síntomas (parecido a lo que ocurre al abrir demasiado rápido la botella de una bebida gaseosa).

A pesar de que la causa es una sola: la presencia de burbujas en los tejidos; la sintomatología es muy variada.

Podemos encontrar las siguientes manifestaciones:

SÍNTOMAS CUTÁNEOS

Es típica la aparición de lo que se denomina cutis marmorata consistente en lesiones maculares de color púrpura e induradas. Puede aparecer también: prurito, urticaria e incluso enfisema subcutáneo.

SÍNTOMAS OSTEO ARTICULARES Y MUSCULARES

Los síntomas en las articulaciones son muy frecuentes y se caracterizan por dolor sordo que aumenta con el movimiento. No suele haber signos de inflamación articular. Son muy frecuentes en las grandes articulaciones como la rodilla y el hombro pero solo ocasionalmente se afecta la cadera. Esta patología con sintomatología a nivel articular, suele pasar desapercibida ya que se suele presentar en pacientes que practican otros deportes y se tiende a atribuir a algún traumatismo si no se interroga sobre la práctica del buceo previa.

SÍNTOMAS NEUROLÓGICOS

Generalmente son precedidos por las alteraciones cutáneas. Los signos de afectación medular son muy variados, dependiendo de las estructuras afectadas. Se pueden presentar síntomas sensoriales como hipoestesias o motoras como paraplejías.
La afectación de los troncos periféricos cursa con disestesias, hormigueos y adormecimiento.

Cuando se afecta el sistema nervioso central se pueden presentar trastornos de la personalidad, monoparesias o hemiparesias.

SÍNTOMAS CARDIOVASCULARES

Con poca frecuencia se presentan arritmias. Es más común la aparición de síntomas relacionados con la presencia de burbujas a nivel pulmonar, que producen tos seca, disnea y dolor toráxico.

OTROS SÍNTOMAS

Puede aparecer cansancio extremo, astenia, debilidad y anorexia. Tambien se presentan alteraciones visuales con escotomas e incluso neuritis óptica o síntomas vestibulares como vértigos, nauseas, vómitos y acufenos.

Debido a la inespecificidad de los síntomas y signos de la Enfermedad por Descompresión, esta puede pasar desapercibida.

TRATAMIENTO

El tratamiento con Oxigenación Hiperbárica es el único mecanismo efectivo para tratar esta patología y se aplican diferentes tablas de tratamiento con protocolos internacionales bien establecidos, dependiendo de los síntomas o gravedad del cuadro clínico y suele durar varias horas.






2019 - Diseñada por Grupo R&F


LOG IN